Tipos De Probióticos | ✅ Clases De Probióticos

Hay muchos diferentes tipos de probióticos y muchas marcas para elegir. Por esta razón, puede ser difícil saber qué probiótico es mejor para diferentes situaciones. Los mejores probióticos para una persona pueden depender de la cepa de bacterias, cuántas bacterias contiene el suplemento y si el producto también incluye o no prebióticos.

Algunas investigaciones sugieren que los tipos de probióticos pueden ayudar a mantener sano el intestino y pueden ayudar a aliviar los síntomas de algunas afecciones de salud. Este artículo ofrece una guía sobre los tipos de probióticos, incluida información sobre las diferentes cepas y sus usos específicos, y proporciona un resumen de lo que debe tener en cuenta al elegir.

Tipos de probióticos

Las personas pueden tomar diferentes tipos de probióticos en forma de suplemento o en forma de alimentos y bebidas como yogur y bebidas que tienen cultivos vivos añadidos. Los alimentos fermentados también contienen naturalmente bacterias beneficiosas. Los ejemplos de alimentos fermentados incluyen:

  • miso
  • natto
  • tempeh
  • Chucrut
  • kimchi
  • kombucha

Los fabricantes de probióticos miden las cantidades de bacterias en las unidades formadoras de colonias (UFC). Los suplementos pueden variar, y algunos comúnmente tienen una UFC de miles de millones. Los alimentos con probióticos añadidos a menudo contienen un menor número de bacterias. En general, las personas pueden tomar productos con UFC más alto para condiciones específicas y un producto con UFC más bajo para el mantenimiento general de la salud. Algunos tipos de probióticos son:

probióticos

1.- Probióticos para condiciones de salud específicas.

Una revisión afirma que la «evidencia más sólida a favor de los probióticos radica en la prevención o el tratamiento» de cinco afecciones:

  • enterocolitis necrotizante, una afección inflamatoria que afecta el intestino, principalmente en bebés prematuros
  • diarrea infecciosa aguda
  • infecciones agudas del tracto respiratorio
  • diarrea asociada a antibióticos
  • cólico infantil

2.- Probióticos para hombres y mujeres

Los efectos de los probióticos pueden ser diferentes en hombres y mujeres.

En un estudio, los investigadores dieron a hombres y mujeres con obesidad Lactobacillus rhamnosus. Los resultados sugirieron que las mujeres perdieron peso y grasa durante el ensayo, y que mantuvieron la pérdida después de la finalización del estudio. Los hombres en el estudio, sin embargo, no lo hicieron.

Un estudio diferente en personas con infección por Salmonella sugirió que los efectos de tomar Lactobacillus plantarum variaban según el sexo. Aunque los autores del estudio vieron poca evidencia de que este probiótico pueda tratar la Salmonella, notaron cómo los hombres y las mujeres experimentaron los síntomas y la eliminación de la infección de manera diferente.

Los científicos necesitan realizar más estudios para establecer si la terapia con probióticos debe ser diferente o no dependiendo del sexo de una persona.

3.- Probióticos para adelgazar

Las bacterias presentes en el intestino de una persona pueden tener un impacto en su peso. La investigación muestra que las personas con obesidad tienen una menor diversidad bacteriana.

Un pequeño estudio de 2019 encontró que las personas que siguieron una dieta baja en calorías durante 15 semanas tuvieron cambios en sus bacterias intestinales. También tuvieron una reducción en las bacterias asociadas con la aterosclerosis, que ocurre cuando las arterias se obstruyen con placa.

Los vínculos entre el peso y las bacterias intestinales podrían indicar que los probióticos pueden soportar la pérdida de peso.

Algunos expertos sugieren que la suplementación con simbióticos, utilizando cepas tales como Lactobacillus gasseri, la reducción de peso causa en grandes estudios independientes. Agregar ciertas fibras puede aumentar estos efectos.

tipos

Una revisión de analizó la obesidad y los probióticos concluyó que las cepas bacterianas están asociadas con la obesidad y que las mezclas de cepas probióticas pueden ser más efectivas en el tratamiento de la obesidad que las cepas individuales. En particular, Bifidobacterium puede ser eficaz para reducir el índice de masa corporal (IMC).

La mayor parte de la investigación sobre esto ha utilizado cepas de Lactobacillus y Bifidobacterium. Sin embargo, todavía hay preguntas sin respuesta sobre cepas específicas, duración del tratamiento y dosis adecuadas.

Una revisión concluyó que los probióticos pueden resultar en una reducción de peso y porcentaje de grasa. Sin embargo, no ha habido suficientes estudios de alta calidad para confirmar que los probióticos tengan este efecto.

4.- Probióticos para la salud intestinal

Los probióticos también pueden ser útiles para ayudar a apoyar la salud intestinal de una persona y aliviar los problemas intestinales.

El revestimiento del intestino a veces puede dañarse, lo que puede conducir a la permeabilidad intestinal o «intestino permeable». Esto puede permitir que las moléculas lleguen al torrente sanguíneo y causen inflamación o reacciones inmunes.

Los antibióticos pueden matar las bacterias buenas y malas. A veces, esto puede hacer que una persona experimente síntomas de diarrea cuando los toma. Sin embargo, tomar probióticos al mismo tiempo puede ayudar a repoblar el intestino de una persona con bacterias beneficiosas y aliviar cualquier síntoma de diarrea.

En particular, la levadura probiótica Saccharomyces boulardii ha sido eficaz en la prevención y el tratamiento de la diarrea que ocurre cuando se toman antibióticos o después de una infección. La levadura también puede ser efectiva en el tratamiento del síndrome del intestino irritable y la enfermedad inflamatoria intestinal, pero se necesita más investigación para confirmar esto.

5.- Probióticos para el estreñimiento

La investigación indica que los probióticos pueden reducir el tiempo de tránsito intestinal, es decir, el tiempo que tarda la comida en pasar como una evacuación intestinal, en 12.4 horas y aumentar las evacuaciones intestinales en 1.3 por semana.

La cepa de Bifidobacterium lactis parece más eficiente para mejorar el tiempo de tránsito intestinal, la frecuencia y consistencia de las heces, y la flatulencia. Sin embargo, los investigadores aconsejan precaución al interpretar estos resultados, ya que puede haber sesgo en algunos de los estudios.

6.- Probióticos para la salud mental

El intestino y el cerebro están conectados y se comunican entre sí mediante el sistema nervioso. Una revisión sugiere que las cepas probióticas pueden ayudar a combatir el estado de ánimo y las condiciones de neurotransmisores.

Tipos de probióticos

Varios estudios han utilizado Bifidobacterium y Lactobacillus para mejorar los síntomas de ansiedad, depresión y trastorno obsesivo compulsivo, así como la memoria, según la revisión.

Conclusiones

En los últimos años, la extensa investigación sobre los probióticos y el microbioma no deja dudas de que estos nuevos productos pueden beneficiar algunos aspectos de la salud humana.

Específicamente, la ciencia ha identificado áreas de uso para la diarrea, afecciones respiratorias y algunas enfermedades y afecciones infantiles. Los probióticos también pueden ayudar con el control de peso, los problemas intestinales y el estreñimiento, y la salud mental.

Las personas pueden hacer su propia investigación sobre qué cepas específicas podrían funcionar para su condición particular. Un profesional de la salud puede ayudar con esto.

Aquellos que toman probióticos por primera vez pueden querer controlar cualquier efecto y aumentar su dosis lentamente, especialmente si el producto contiene prebióticos, lo que puede causar un exceso de gases.

Deja un comentario