Tipos De Enterocolitis | ✅ Clases De Enterocolitis

La enterocolitis es una inflamación que ocurre en el tracto digestivo de una persona. La condición afecta específicamente los revestimientos internos tanto del intestino delgado como del colon, causando varios síntomas. La enteritis es la inflamación del intestino delgado, mientras que la colitis es la inflamación del colon. Es una combinación de los dos. La enterocolitis en adultos a menudo se desarrolla debido a infecciones, pero puede desarrollarse en bebés por razones que aún no están claras. En este artículo, observamos los diferentes tipos de enterocolitis, sus síntomas comunes y cómo los médicos diagnostican y tratan la enfermedad.

Tipos de enterocolitis

Hay varios tipos diferentes de enterocolitis, cada uno con síntomas y causas distintas.

Tipos De Enterocolitis

1.- Enterocolitis necrotizante

Los tipos de enterocolitis necrotizante ocurren cuando la muerte del tejido en el revestimiento intestinal acompaña a la inflamación. La condición es más común en recién nacidos prematuros o bebés que se enferman.

Los médicos aún no entienden la causa de la enterocolitis necrotizante. Algunos sugieren que los bebés prematuros tienen un sistema inmunitario subdesarrollado y son más propensos al ataque bacteriano. El exceso de bacterias en los intestinos parece empeorar el problema.

Otras teorías sugieren que una pérdida de flujo sanguíneo u oxígeno a los intestinos causa la inflamación original que luego empeora la infección bacteriana.

Algunos creen que al sobrealimentar a un bebé, uno de los padres coloca demasiadas bacterias en sus intestinos antes de estar listos para ello, lo que lleva a la enterocolitis.

Los síntomas de la enterocolitis necrotizante incluyen:

  • abdomen hinchado, hinchado o descolorido
  • heces con sangre
  • Diarrea
  • vómitos

Es posible que el bebé tampoco coma correctamente o no quiera comer nada. La enterocolitis necrotizante también puede producir síntomas de infección bacteriana, como:

  • fiebre
  • respiración interrumpida
  • cansancio extremo

La enterocolitis necrotizante puede ser fatal sin tratamiento. Las personas deben buscar tratamiento médico inmediato para un bebé con enterocolitis necrotizante.

2.- Enterocolitis asociada a antibióticos

También es posible que se desarrollen síntomas de enterocolitis después de un ciclo de antibióticos.

En los intestinos de una persona sana, las bacterias luchan por un lugar en la pared intestinal, donde ayudan a descomponer y digerir los alimentos. Cuando una persona toma antibióticos, la mayoría de estas bacterias mueren.

Esto deja un ambiente perfecto para que las bacterias más dañinas, como Clostridium difficile (C.difficile) causen una infección.

A medida que las bacterias C. difficile se propagan, liberan toxinas en el cuerpo. Estas toxinas dañan e inflaman la pared interna de los intestinos y causan síntomas, que incluyen:

  • calambres y distensión abdominal
  • la necesidad de usar el baño con más frecuencia
  • diarrea acuosa
  • fiebre
  • cansancio
  • malestar general o malestar general
  • dolor de estómago severo

Este tipo de enterocolitis también puede progresar a otra forma que los médicos llaman enterocolitis pseudomembranosa.

3.- Enterocolitis seudomembranosa

Los tipos de enterocolitis seudomembranosa implican inflamación en el revestimiento del intestino y los intestinos.

Suele ocurrir debido a una infección bacteriana y después de que una persona toma antibióticos. Este vínculo significa que muchas personas con enterocolitis pseudomembranosa probablemente también tuvieron enterocolitis asociada a antibióticos. Sin embargo, este no es siempre el caso.

Los síntomas específicos de la enterocolitis pseudomembranosa incluyen:

  • Diarrea acuosa persistente con un olor particularmente desagradable
  • Fiebre
  • Calambres dolorosos

Esta forma de enterocolitis también conduce a la acumulación de glóbulos blancos, moco y la liberación de proteínas de la pared intestinal. Estos materiales son visibles durante una evacuación intestinal al inspeccionar las heces.

4.- Enterocolitis hemorrágica

La enterocolitis hemorrágica es otro tipo de inflamación que ocurre debido a una infección bacteriana. Ciertas cepas de la bacteria Escheria coli (E. coli) infectan los intestinos, produciendo una toxina que causa problemas en el cuerpo.

La enterocolitis hemorrágica generalmente provoca calambres severos y diarrea acuosa y sanguinolenta. Algunas personas también pueden experimentar fiebre.

La enterocolitis hemorrágica puede presentar un riesgo grave si una persona no recibe tratamiento. Si las bacterias ingresan al torrente sanguíneo, la infección puede extenderse y dañar otros órganos.

En casos severos, las personas pueden desarrollar una enfermedad llamada síndrome hemolítico-urémico. Esta enfermedad los pone en riesgo de otras afecciones, como insuficiencia renal, daño nervioso y accidente cerebrovascular.

Conclusiones

Las personas pueden apoyar su tratamiento cambiando su dieta. Posiblemente, la consideración dietética más importante para alguien con enterocolitis es el agua.

La enterocolitis generalmente causa diarrea acuosa persistente. Esto priva al cuerpo de agua y electrolitos, que una persona debe reponer regularmente.

Beber agua adicional durante todo el día puede reducir las posibilidades de deshidratación. Los alimentos con alto contenido de líquido también pueden ser una excelente adición, ya que pueden proporcionar diversos nutrientes y electrolitos al cuerpo junto con el agua.

La enterocolitis es un trastorno intestinal, por lo que es vital comer para mejorar la salud intestinal. Las personas pueden incluir probióticos y prebióticos en la dieta, como yogures vivos, para ayudar a establecer microorganismos saludables en los intestinos.

Deja un comentario